Horst Wessel

Horst Wessel

Horst Wessel, nació en Bielefeld, Alemania, el 9 de octubre de 1907. Su padre, era un ministro luterano en la Iglesia de San Nicolás en Berlín. Tenía una hermana, Ingeborg (nacida el 19 de mayo de 1909) y Werner (nacido el 22 de agosto de 1910). La familia vivía en Judenstraße, el sector judío de la ciudad. (1)

De joven se unió a varias organizaciones de derecha. "Horst Wessel se convirtió en el líder de un grupo llamado Crown Princess ... No pasó mucho tiempo antes de que se uniera a grupos más siniestros, el vikingo, el infame Cónsul de la Organización y finalmente el Black Reichswehr. La mayoría de los miembros habían regresado del guerra desesperada, soldados derrotados, completamente perdido en la vida civil ... Horst Wessel, que era demasiado joven para ir a la guerra, nunca fue más que un holgazán aventurero ". (2)

En 1925 Wessel se registró en la Universidad Friedrich Wilhelm, pero pronto comenzó a descuidar sus estudios. (3) Según Konrad Heiden, fue cuando Wessel era estudiante cuando rompió con su familia. En 1926 se afilió al Partido Nazi y se convirtió en el líder de la Sturmabteilung (SA) en su barrio: "Horst Wessel era la mezcla exacta de rufián e idealista que constituye el bohemio armado". (4)

El grupo de Wessel brindó protección a Adolf Hitler y otros líderes nazis cuando pronunciaron discursos en la ciudad. Rudolf Olden era un periodista que informaba sobre el comportamiento de las SA en reuniones públicas: "Las SA comenzaron a aterrorizar a ciudades enteras ... Las reuniones se anunciaron en enormes carteles rojos, con eslóganes fabulosos. Camiones llenos de jóvenes matones gritando, agitando esvásticas en un fondo rojo, atravesaba la ciudad, arrojando volantes a las calles. Cada entrada a la reunión estaba custodiada por grupos de estos jóvenes violentos ... Las tropas de asalto marchan hacia la sala con el paso monótono y uniforme de los batallones prusianos. La banda ordena silencio. Aparece, rodeado por un guardaespaldas de los más altos de sus peligrosos y de aspecto peligroso, muchachos. Él (Hitler) es recibido con los gritos entusiastas de los partidarios experimentados. Todo se hace con miras a impresionar a los recién llegados y los medio convertidos; todo está diseñado para llenar a las masas con el estremecimiento de placer que una demostración de fuerza superior inevitablemente despierta en las almas débiles ... Hitler ... eligió a matones y alborotadores, todos ellos jóvenes compañeros s con una inclinación natural a la violencia ". (5)

En agosto de 1927, Horst Wessel y unos 50 hombres de las SA marcharon desde Berlín al mitin anual del partido en Nuremberg. Más tarde escribió que la ciudad se parecía a un "campamento militar marrón". Afirmó que fue una experiencia que nunca olvidaría. A su regreso fue arrestado por ser miembro de una organización prohibida. Joseph Goebbels escribió en Der Angriff: "Joven rubio, si tienes lágrimas en los ojos, trágatelas. No llores ante estas lamentables figuras de magistrados". (6)

Goebbels quedó muy impresionado con Wessel y en enero de 1928, Goebbels envió a Wessel a Viena para estudiar la organización y los métodos de trabajo del Grupo de la Juventud Nacionalsocialista de la ciudad. Wessel fue entonces responsable de introducir un nuevo sistema de células secretas en Berlín. Se ha argumentado que Wessel, el líder de la Unidad de Tormentas 5, fue "particularmente agresivo al liderar incursiones en territorio comunista y pronunciar discursos incendiarios en una atmósfera de confrontación". (7)

Horst Wessel y su grupo SA dirigieron su violencia contra jóvenes miembros del Partido Comunista Alemán (KPD). Goebbels se involucró en estas peleas y escribió en su diario sobre una pelea callejera que tuvo lugar el 23 de septiembre de 1929: "Ante mis ojos aparecen garrotes, dagas, nudillos de bronce. Siento un golpe en el hombro. Por un lado, un comunista me apunta. Suena un disparo. Vuelan piedras. Tonak (un amigo de SA) ya está sangrando profusamente. Una descarga salvaje de disparos ... Aplico presión a la herida de Tonak. Enciende el coche y conduce apagado." (8)

En septiembre de 1929, Wessel conoció a Erna Jänicke, una prostituta de 18 años. Se mudó a su apartamento en Große Frankfurter Straße. Erika Mann ha afirmado que Wessel era el proxeneta de Jänicke. "Mientras su amante ganaba dinero, él interrumpía las reuniones y participaba en las sangrientas luchas callejeras entre trabajadores y matones nazis que eran entonces tan comunes". (9) Sin embargo, historiadores como William L. Shirer, han señalado que Mann fue un prominente antinazi, y aunque esta acusación puede haber sido exagerada ... él (Wessel) definitivamente se asoció con proxenetas y prostitutas ". (10) )

En noviembre de 1929, varios miembros de las SA y el KPD murieron en combates callejeros. Se afirmó que la banda de Wessel era responsable del asesinato de varios hombres. Aparecieron carteles del KPD con fotos de Wessel que tenían la leyenda: "¡Fíjense en esa cara! Horst Wessel Storm Leader - Asesino de trabajadores". (11)

El 28 de diciembre de 1929, el hermano de Horst, Werner Wessel, murió en un accidente de esquí. Goebbels organizó un gran funeral público para Werner, quien también era una figura importante en las SA. Más de 500 hombres con antorchas desfilaron frente a la sede del KPD de camino al cementerio. Goebbels escribió: "Fue apasionante y devastador. Apenas podía hablar". (12)

La casera de Wessel era Elisabeth Salm, cuyo difunto esposo había sido un comunista activo. Después de unos meses, hubo una disputa entre Salm y Wessel sobre el alquiler impago. Se acercó a algunos de los amigos de su exmarido en el KPD para ayudar a sacar a Wessel del apartamento. Albrecht Höhler, miembro de la Liga de Luchadores del Frente Rojo, aceptó organizar el desalojo. (13)

El 14 de enero de 1930, mientras se producía el desalojo, Höhler le disparó a Wessel en la cara. Jänicke identificó a Höhler como el pistolero y fue arrestado. (14) El KPD afirmó que el tiroteo había sido motivado por un proxeneta abandonado. Salm dijo a los periodistas que el conflicto era un ejemplo de "dos hombres peleando por una tarta jubilada". (15)

Joseph Goebbels visitó a Horst Wessel cuatro veces en el hospital. Había sobrevivido a una operación realizada para detener la hemorragia interna, pero el cirujano no había logrado sacar la bala alojada frente al cerebelo. Goebbels escribió en su diario que Wessel le dijo: "¡Hay que seguir adelante! Estoy feliz". (dieciséis)

Durante los días siguientes hubo una guerra de propaganda en Berlín. El periódico de izquierda, Die Rote Fahne, argumentó que Wessel era un proxeneta y que Höhler no tenía ninguna conexión con el KPD. (17) Goebbels desestimó esta afirmación y escribió en Der Angriff que los asesinos eran comunistas y necesitaban ser "triturados". (18)

Horst Wessel murió el 23 de febrero de 1930. Goebbels intentó que el funeral fuera motivo de impresionantes manifestaciones masivas, pero la policía se negó a emitir un permiso. Sin embargo, se hizo todo lo posible para que la mayor cantidad posible de hombres de las SA en las calles. Goebbels escribió en su diario que al funeral asistieron unas 30.000 personas. (19)

El ataúd cubierto con una bandera con la esvástica fue bajado a la tumba. Goebbels habló de Wessel como una figura "semejante a Cristo" cuyas obras proclamaban: "Venid a mí, te redimiré ... Un hombre debe ser un ejemplo y ofrecerse a sí mismo como sacrificio". Goebbels usó a Wessel como ejemplo para otros hombres de SA. "Mediante el sacrificio para la redención ... mediante la lucha por la victoria". Goebbels continuó diciendo: "Y cuando las SA se reúnan para el gran pase de lista, cuando se diga el nombre de todos, ¡el Führer también llamará su nombre, camarada Wessel! Y todos, todos los hombres de las SA responderán con una sola voz: ¡Aquí! ... ¡Dondequiera que esté Alemania, allí está usted también, Horst Wessel!"(20) Los comunistas llevaban pancartas que decían" Wessel el proxeneta "y el funeral fue seguido de peleas callejeras. (21)

La madre de Wessel le dio a Goebbels los papeles de su hijo. Esto incluyó la letra de la canción, The Flag Held High, que ya había sido adoptada por Berlin SA. Como muchas canciones nazis, era una melodía existente con nuevas palabras. La canción se cantó en el funeral de Wessel y finalmente se convirtió en una de las características más importantes de las reuniones del Partido Nazi. (22)

Albrecht Höhler fue declarado culpable de asesinato, pero solo fue condenado a seis años de prisión por el tiroteo. El juez explicó la sentencia leve argumentando que existían "circunstancias atenuantes" en el caso. (23)

El 15 de enero de 1933, Goebbels, un espectáculo de propaganda, un Festival de la Memoria de Horst Wessel. La marcha de los hombres de las SA comenzó desde fuera de la sede del Partido Comunista Alemán (KPD) en Berlín y se dirigió a la tumba de Wessel. (24) La madre de Horst intentó participar en la conmemoración de la muerte de su hijo. Goebbels rechazó la idea y escribió en su diario: "Ella es insoportable en su arrogancia. Nuestros muertos pertenecen a la nación". (25)

Adolf Hitler fue nombrado canciller el 30 de enero de 1933. El 21 de marzo de 1933 se emitió un indulto general por los delitos cometidos durante la "toma del poder". En cambio, dos comunistas de Dortmund, que habían sido condenados a prisión por apuñalar a un hombre de las SA , fue juzgado y ejecutado. Poco después, un grupo de hombres de las SA arrastró a Höhler desde su celda y fue asesinado en un bosque en las afueras de Berlín. (26)

En octubre de 1933, la película Horst Wessel estaba lista para su estreno. Fue inmediatamente prohibido por Goebbels. Explicó en una entrevista en Der Angriff que cualquier película hecha sobre "la idea nacionalsocialista" debe ser de "calidad artística absolutamente de primera clase" y que una película sobre Horst Wessel era incluso más importante que otras que describieran a las SA. Argumentó que la figura de Horst Wessel tal como se representa en la película no se acercaba al personaje del hombre en la realidad. (27)

Ernst Hanfstaengel, quien participó en la realización de la película, recordó más tarde: "Fue un enfoque demasiado burgués, enfatizó demasiado el trasfondo cristiano de Horst Wessel, no estaba lleno del espíritu revolucionario nacionalsocialista, fue trillado, todo estaba mal". (28) Hanfstaengel, que era uno de los viejos amigos de Hitler, finalmente logró ejercer una presión considerable sobre Goebbels. Después de que el director accediera a hacer algunos cortes, la película se reeditó con el nombre de Hans Westmar: One of the Many. (29)

Toby Thacker, autor de Joseph Goebbels: vida y muerte (2009) ha argumentado: "Sólo después de que se hicieron muchos recortes, y se eliminó la referencia directa a los acontecimientos de la vida de Wessel, se reeditó la película ... En su síntesis de una narrativa personal heroica, la ceremonia fúnebre y la conmovedora la música, el culto a Horst Wessel encarnaba todos los elementos más centrales en la propaganda de Goebbels, el culto al sacrificio, los matices de la religión y la centralidad de la muerte ". (30) Se ha señalado que Joseph Goebbels utilizó esta fila para convencer a Adolf Hitler de que debería tener el control de la industria cinematográfica alemana. (31)

Todas las escuelas de la Alemania nazi enseñaron sobre Horst Wessel y otros mártires de la causa nazi. Erika Mann registró: "Los escolares nazis conocen a Horst Wessel como una figura de luz heroica y santa, un héroe divino odiado por los enemigos de los nazis, un hombre que sacrificó su vida en la batalla contra el mal. Su canción, se les dice: y no tienen ni la menor sospecha de que la exactitud de lo que se les enseña sea dudosa, es una de las mayores creaciones del espíritu alemán. Y la cantan con ganas ". (32)

La canción, The Flag Held High, que Horst Wessel había escrito en 1929 se convirtió en el himno de la Alemania nazi, Horst-Wesset-Lied. Toby Thacker ha señalado: "Con su tempo de cuatro cuadrados funcionó como una canción de marcha; emocionalmente combinó un grado de solemnidad con triunfalismo, lo que la hizo perfecta para las ceremonias nazis. Se podía interpretar de manera efectiva solo con voces, pero ganaba en poder si está acompañado por una banda militar o una orquesta completa ". (33)

Horst Wessel, un héroe nacional en la nueva Alemania, era hijo de un pastor del norte de Alemania, capellán durante la guerra. A este hombre, cuyo nombre-canción es ahora el himno nacional, siempre le gustó jugar a los soldados, manejar dagas y revólveres; su inteligencia estaba definitivamente por debajo de lo normal, y nunca pudo encontrar su camino hacia una profesión civil. Aún en edad escolar, se incorporó a una de las organizaciones cuasi militares que estaban surgiendo, de carácter nacionalista alemán, y compuesta por jóvenes sin nada mejor que hacer que se reunieron con la esperanza de que la guerra aún pudiera estar ganada. Horst Wessel se convirtió en el líder de un grupo llamado Crown Princess, afiliado al bastante infantil Bismarck Bund. No pasó mucho tiempo antes de que se uniera a grupos más siniestros, el vikingo, el infame cónsul de la organización y, finalmente, la Reichswehr Negra.

Muchos de los miembros habían regresado de la guerra desesperados, soldados derrotados, completamente perdidos en la vida civil. Algunos fueron a Silesia o la región del Báltico con la esperanza de rescatar el territorio alemán perdido; pero Horst Wessel, que era demasiado joven para ir a la guerra, nunca fue más que un holgazán aventurero. Las organizaciones, además, estaban perdiendo su carácter puramente nacionalista y degenerando en bandas de terroristas.

El movimiento nacionalsocialista, en su intento de hacerse con el poder, se reunió entre los escombros de estos Freikorps, convirtiéndose en su sucesor; Horst Wessel se convirtió en nazi. Para apaciguar a sus familiares y al mundo en general, decidió asistir a una universidad; pero nunca fue ni siquiera un estudiante de Bummel (un estudiante crónico, que se comporta como si la vida académica fuera una profesión), ya que apenas vio una universidad. Vivía en una de las zonas de peor reputación de Berlín y ejercía una profesión más remunerada. El hijo del pastor vivía con una notoria prostituta y ganaba dinero como proxeneta. Pero los nazis se aseguraron de que no olvidara su apetito por jugar al soldado. Mientras su amante ganaba dinero, él interrumpía las reuniones y participaba en las sangrientas peleas callejeras entre trabajadores y matones nazis que eran entonces tan comunes. Durante una de esas peleas, Horst Wessel fue asesinado.
Nunca había trabajado en su vida. Había sido un degenerado que nunca logró nada que se pudiera contar a su favor. Pero se ha convertido en el héroe nacional de Alemania, y su canción, Die Fahne Hoch (Arriba con la bandera) el himno nacional ...

El héroe y mártir del régimen de Hitler murió como un proxeneta notorio; el "Himno Nacional", la obra de su vida, no es sólo un plagio, sino torpe.

Sin embargo, los escolares nazis conocen a Horst Wessel como una heroica y santa figura de luz, un héroe divino odiado por los enemigos de los nazis, un hombre que sacrificó su vida en la batalla contra el mal. Y lo cantan con ganas.

Goebbels dirigió todos sus métodos de propaganda hacia la mitologización de Horst Wessel. Lo describió como un "Cristo-socialista" en Der Angriff, y presentó allí una narración de la vida de Wessel que se basaba explícitamente en los tropos de la Pasión. En uno de varios artículos emocionales ...

Poco después de la muerte de Wessel, la madre de Wessel le dio a Goebbels su "diario político", y esto le proporcionó una copia para más artículos en Der Angriff. Wessel había dejado otro testimonio en forma de canción, Die Fahne hoch (La bandera en alto). Esta canción de marcha similar a un himno, que se convirtió en el himno de la Alemania nazi, el Horst-Wesset-Lied, de hecho había sido adoptado por las SA de Berlín meses antes de la muerte de Wessel. A principios de septiembre de 1929, Goebbels había quedado lo suficientemente impresionado por la canción en una reunión como para hacer una nota especial, y comenzó a usar su primera línea, 'Die Fahne hoch!', Como expresión de compromiso en su diario, y al final de artículos en Der Angriff, más bien como años antes había escrito Sieg und Heil! La canción fue impresa en Der Angriff en septiembre de 1929, y su popularidad se extendió rápidamente fuera de Berlín. Se cantó en el escenario del funeral de Wessel el 1 de marzo de 1930, una ceremonia turbulenta realizada entre grandes multitudes de comunistas hostiles.

El mismo día, la letra de la canción se imprimió en la portada del Volkischer Beobachter, bajo el título "Saludo de Horst Wessel a la Alemania venidera". Esta era la canción que Goebbels había estado buscando y que podría actuar como un himno para el movimiento. Con su tempo de cuatro cuadrados funcionó como una canción de marcha; emocionalmente combinaba un grado de solemnidad con triunfalismo, lo que lo hacía perfecto para las ceremonias nazis. Podría ser ejecutado de manera efectiva solo por voces, pero ganaría poder si lo acompañara una banda militar o una orquesta completa. En mayo de 1930 se había convertido en parte del ritual nazi cerrar cada reunión con una interpretación comunitaria de la canción de Wessel.

Los primeros años de Adolf Hitler (Respuesta al comentario)

Adolf Hitler y la Primera Guerra Mundial (Respuesta al comentario)

Adolf Hitler y el Partido de los Trabajadores Alemanes (Responder comentario)

Sturmabteilung (SA) (Responder comentario)

Adolf Hitler y el Beer Hall Putsch (Respuesta al comentario)

Adolf Hitler el Orador (Respuesta al comentario)

Una evaluación del pacto nazi-soviético (comentario de respuesta)

Periódicos británicos y Adolf Hitler (Responder comentario)

Lord Rothermere, Daily Mail y Adolf Hitler (Responder comentario)

Adolf Hitler v John Heartfield (Respuesta al comentario)

Las Juventudes Hitlerianas (Respuesta al comentario)

Liga Alemana de Chicas (Respuesta al comentario)

Noche de los cuchillos largos (comentario de respuesta)

El desarrollo político de Sophie Scholl (comentario de respuesta)

The White Rose Anti-Nazi Group (Respuesta al comentario)

Kristallnacht (Respuesta al comentario)

Heinrich Himmler y las SS (Respuesta al comentario)

Sindicatos en la Alemania nazi (Respuesta al comentario)

Volkswagen de Hitler (El coche del pueblo) (Respuesta al comentario)

Mujeres en la Alemania nazi (Respuesta al comentario)

El asesinato de Reinhard Heydrich (Responder al comentario)

Los últimos días de Adolf Hitler (Respuesta al comentario)

(1) Daniel Siemens, La formación de un héroe nazi: el asesinato y el mito de Horst Wessel (2013) página 22

(2) Erika Mann, Escuela para bárbaros (1938) página 64

(3) Ralf Georg Reuth, Joseph Goebbels (1993) página 82

(4) Konrad Heiden, Hitler: una biografía (1936) página 320

(5) Rudolf Olden, Hitler el peón (1936) página 100

(6) Joseph Goebbels, Der Angriff (29 de agosto de 1927)

(7) Toby Thacker, Joseph Goebbels: vida y muerte (2009) página 108

(8) Joseph Goebbels, entrada del diario (23 de septiembre de 1929)

(9) Erika Mann, Escuela para bárbaros (1938) página 64

(10) William L. Shirer, El ascenso y la caída del Tercer Reich (1964) página 186

(11) Michael Burleigh, El Tercer Reich: una nueva historia (2001) página 118

(12) Joseph Goebbels, entrada del diario (29 de diciembre de 1929)

(13) Michael Burleigh, El Tercer Reich: una nueva historia (2001) página 118

(14) Peter Longerich, Goebbels: Una biografía (2015) página 123

(15) Michael Burleigh, El Tercer Reich: una nueva historia (2001) página 118

(16) Joseph Goebbels, entrada del diario (19 de enero de 1930)

(17) Die Rote Fahne (15 de enero de 1930)

(18) Joseph Goebbels, Der Angriff (21 de enero de 1930)

(19) Joseph Goebbels, entrada del diario (2 de marzo de 1930)

(20) Der Angriff (6 de marzo de 1930)

(21) Ralf Georg Reuth, Joseph Goebbels (1993) página 113

(22) Toby Thacker, Joseph Goebbels: vida y muerte (2009) páginas 107-109

(23) Frederick L. Schumann, Hitler y la dictadura nazi: un estudio sobre patología social y la política del fascismo (1936) página 367

(24) Toby Thacker, Joseph Goebbels: vida y muerte (2009) página 138

(25) Joseph Goebbels, entrada del diario (23 de enero de 1933)

(26) Michael Burleigh, El Tercer Reich: una nueva historia (2001) página 159

(27) Der Angriff (10 de octubre de 1933)

(28) Ernst Hanfstaengel, Hitler: los años perdidos (1957) página 233

(29) Richard Evans, El Tercer Reich en el poder (2005) página 128

(30) Toby Thacker, Joseph Goebbels: vida y muerte (2009) página 159

(31) David Welch, Propaganda y cine alemán (2001) páginas 62-63

(32) Erika Mann, Escuela para bárbaros (1938) página 66

(33) Toby Thacker, Joseph Goebbels: vida y muerte (2009) página 108


Horst Wessel

Post por Caballero templario & raquo 06 de mayo de 2003, 19:02

Post por DunklerProphet & raquo 06 de mayo de 2003, 19:18

Horst Wessel

Post por AHLF & raquo 06 de mayo de 2003, 19:29

Estoy totalmente de acuerdo. En cuanto a la purga de las SA, bueno, no creo que Hitler alguna vez se haya sentido incómodo al respecto, especialmente porque los líderes de las SA querían ganar más control en el partido nazy, y tal vez incluso reemplazar al propio Hitler eventualmente.

Post por CHRISCHA & raquo 06 de mayo de 2003, 21:44

Estoy de acuerdo, Hitler dio a regañadientes el visto bueno para la purga.

Me pregunto si se habría repetido la misma situación y habría que sacrificar a las SS.

Post por David Brown & raquo 6 de mayo de 2003, 23:54

Estoy totalmente de acuerdo. En cuanto a la purga de las SA, bueno, no creo que Hitler alguna vez se haya sentido incómodo al respecto, especialmente porque los líderes de las SA querían ganar más control en el partido nazy, y tal vez incluso reemplazar al propio Hitler eventualmente.

Horst Wessel fue uno de los primeros mártires nazis. Un luchador callejero, fue asesinado en Berlín el 23 de febrero de 1930. Los nazis creían que su asesino era Ali Hohler, un agitador comunista, que a su vez fue asesinado pocos días después de que Hitler llegara al poder. La canción se convirtió en uno de los himnos más importantes en el reino nazi, aunque parece haber algunas dudas sobre si la música fue copiada de un antiguo himno del Ejército de Salvación (estoy buscando información sobre esto).

El problema con las SA era que no querían apoderarse del Partido Nazi, querían tomar el control de la Reichswehr y absorberlos en las filas de las SA, convirtiéndolas (las SA) en el Ejército Alemán. ¡Esta idea mortificó a los altos rangos del ejército alemán y, lo que es más importante, a los elementos conservadores en Alemania, los banqueros e industriales, etc.! a quien Hitler estaba tratando desesperadamente de ganarse.

Con un poco de engaño por parte de Himmler y Heydrich, Hitler no tuvo ningún problema con la purga. No recuerdo dónde lo leí, pero estoy bastante seguro de que fue él quien arrestó personalmente a Rohm. No lo olvides, las SA aún continuaron después de la purga, pero era poco más que un club para miembros del Partido.

El resto es como dices, la canción fue importante para mantener el apego con el pasado y por los 'Alte Kampfer's' (Old Guard's) que tanto habían dado a la causa en los primeros días del nacionalsocialismo.


Funeral de Horst Wessel.

Post por Max Williams & raquo 16 de mayo de 2012, 18:00

Re: funeral de Horst Wessel.

Post por J. Duncan & raquo 16 de mayo de 2012, 21:02

Max
En realidad, es una foto fija de la película "Hans Westmar". revise mi enlace a continuación y vaya a 1:26:35. Verá exactamente la misma escena con el vehículo blindado y el hombre solitario a la derecha luchando contra el policía, solo que estará más cerca que la foto de arriba. Tienes que mirar con mucho cuidado y pausarlo. ¿Quizás alguien que sepa cómo puede congelarlo y pegarlo para que podamos comparar imágenes?

Re: funeral de Horst Wessel.

Post por Max Williams & raquo 17 de mayo de 2012, 00:15

Re: funeral de Horst Wessel.

Post por J. Duncan & raquo 17 de mayo de 2012, 00:23

Eso no significa que sea una foto del evento real de 1930. El periódico simplemente usó un fotograma de la película y lo llamó "Horst Wessel Funeral". mire la película vinculada y verá de lo que estoy hablando. No tengo ninguna duda de que es de la película de Hans Westmar. Otras fuentes han utilizado la misma foto, llamándola de la película de Hans Westmar (enlaces a continuación). La foto tampoco parece ser tan "rara". Encontré la misma foto en la primera página de una búsqueda en Google después de escribir debajo de las imágenes de Google "Hans Westmar":

Re: funeral de Horst Wessel.

Post por billy2961 & raquo 17 de mayo de 2012, 08:17

Re: funeral de Horst Wessel.

Post por Max Williams & raquo 17 de mayo de 2012, 08:22

Re: funeral de Horst Wessel.

Post por J. Duncan & raquo 17 de mayo de 2012, 09:10

Gracias Billy2961 ​​por publicar las imágenes fijas de la película. 1:26:35 es la misma que la foto publicada por Max (debes tener un dedo de gatillo rápido para capturarla). Sin embargo, las imágenes que publicaste muestran que la foto es de la película. los pliegues de las capas de los caballos en sus cuartos traseros son idénticos al igual que la posición de los hombres con sombrero / capa que sostienen las riendas en la foto fija n. ° 2.

Max, NUNCA he visto una foto de un funeral del evento real de marzo de 1930. Ciertamente rara. Casi todas las imágenes que he visto del funeral del famoso soldado de asalto son tergiversaciones tomadas de la película de Hans Westmar, por lo que desafié tu foto.

A menudo hay fotógrafos en escenarios de filmación y, a veces, la película se produce desde diferentes ángulos que luego se editan. Esto explicaría por qué la película está en primer plano y su foto está más atrás. Lo que creo que esto muestra es que las publicaciones periódicas de NS cometieron los mismos errores y tergiversaciones que a menudo ocurren en los libros de historia de hoy. Por ejemplo, he visto fotos del funeral de Maikowski que también se tergiversaron como si fueran de Horst Wessel.

No creo que haya entendido mal nada basado en el primer post: "Foto rara del funeral de Horst Wessel. Nótese los alborotadores peleando en el fondo y la bandera del NSDAP colocada sobre el ataúd". No se mencionó de dónde vino esa foto al comienzo del hilo. Si la imagen no hubiera sido cuestionada, muchos simplemente hubieran dicho "interesante" y hubieran continuado ... creyendo haber visto una foto del evento real. No es una imagen auténtica. R. La foto no es del funeral de Horst Wessel B. Por lo tanto, se deduce que la imagen no es rara porque hay muchas fotos fijas disponibles de la película de Hans Westmar. Max, tú más que nadie me has enseñado sobre el uso indebido y la tergiversación de fotos en muchas publicaciones y publicaciones aquí en el foro. Como tú, valoro la autenticidad.

Tampoco ayuda que el título original de Hans Westmar fuera "Horst Wessel" (Goebbels lo había cambiado).


La formación de un héroe nazi: el asesinato y el mito de Horst Wessel

El diablo tiene las mejores melodías, según dicen, y la conmovedora "Lied" de Horst Wessel, escrita en 1929, no fue la excepción. Un himno no oficial del Tercer Reich y un elemento básico del ceremonial nazi, se requirió a partir de 1934 que todos los ciudadanos alemanes levantaran su brazo derecho en un "saludo de Hitler" al escucharlo. De no haber sido por su canción, y las circunstancias de su muerte, Wessel sin duda habría languidecido en la oscuridad. Wessel, hijo de clase media de un pastor protestante, cayó en la violenta subcultura del Berlín de la era de Weimar, emergiendo como un miembro prominente de los "camisas pardas" nazis, las SA, que lucharon contra sus oponentes políticos en las calles de la capital. En última instancia, Wessel murió de la manera en que vivió a tiros por una banda comunista en enero de 1930.

Sin embargo, como relata el excelente libro de Siemens, lo que siguió fue algo así como una apoteosis nazi. Con un disparo en la cara, Wessel languideció en el hospital durante cinco semanas antes de sucumbir a la septicemia. Pero en ese tiempo, Goebbels lo elevó de manera experta al estatus de mártir de la causa nazi, a pesar de que su muerte parece haber sido causada por nada más político que una sórdida disputa por una prostituta.

En los años que siguieron, Wessel fue inmortalizado en toda Alemania, con una película, numerosos libros e innumerables monumentos dedicados a su memoria, así como un suburbio de Berlín, una división de las Waffen-SS y un escuadrón de la Luftwaffe, todos con su nombre. Se convirtió en el "chico del cartel" de los nazis. Kampfzeit - el "Tiempo de lucha".

Siemens analiza con destreza la breve vida de Wessel y su mito posterior, produciendo un texto sumamente erudito pero completamente legible, que cuenta su compleja historia con considerable ímpetu. Él arroja una luz cruda no solo sobre el sórdido asesinato de Wessel y su 'beatificación', sino también sobre la venganza infligida por los nazis a sus asesinos, y sobre los esfuerzos bastante torturados de la Alemania de posguerra para desentrañar el desorden legal resultante. Su enfoque es riguroso y completo, con un uso liberal de los documentos originales, algunos de los cuales aparentemente se examinan por primera vez.

Si hay quejas por ventilar, son menores. Muy de vez en cuando, el libro cae en la jerga de las ciencias sociales, lo que podría confundir momentáneamente al lector no especializado. Además, el tono de Siemens tiende a ser maliciosamente crítico, con algunos apartes perjudiciales que sirven para mellar la impresión de objetividad. Ciertamente, hay poco que admirar en Wessel, pero uno siente que un tono más uniformemente neutral podría haber sido más apropiado.

Sin embargo, estas son pequeñas objeciones. Siemens ha realizado una destacada obra de la historia, que ilumina y educa, pero usa su considerable erudición a la ligera. Ha tomado una historia entrelazada durante mucho tiempo y oscurecida por su propia mitología y la ha despojado de su esencia, lo que nos permite evaluarla de nuevo. Con este libro, Siemens ha levantado la bandera de una historia seria, bien escrita y accesible y le ha dado a su tema el tratamiento erudito completo que el estado de "mártir" de Wessel, por repugnante que sea, sin duda merece.

Roger Moorhouse es el autor de Berlín en guerra: vida y muerte en la capital de Hitler 1939-1945 (Vintage, 2011)


¿Por qué está prohibido Horst Wessel Lied en Alemania y Austria?

Sé que era el himno de la Alemania nazi y sé que la mayoría de los alemanes se avergüenzan de él, pero ¿qué le da razón para prohibir a su propia gente que lo escuche? No me malinterpretes si hay alguien en contra de lo que defendieron los nazis, entonces soy yo, pero ¿no es solo una forma de que los alemanes se sientan arrepentidos basándose en verdaderas razones legítimas? La Alemania nazi fue derrotada hace más de sesenta años, ¿no ha llegado el momento de que estemos abiertos (incluso alemanes y austriacos) a estudiar todos los aspectos de la historia? ¿Incluso desde su punto de vista?

MÉTODO.

Hans321

Tu pregunta es: ¿por qué estaba prohibido en 1949? La idea era establecer una democracia en Alemania y evitar que los nazis se establecieran en el nuevo estado. Hubo medidas mucho más difíciles para hacer esto que prohibir una canción.

Tu pregunta es: ¿por qué está prohibido ahora? Entonces la respuesta es que hay una gran diferencia entre legalizar algo o prohibirlo. Si esta canción o mostrar una bandera con una esvástica o negar el holocausto fuera legal, probablemente no lo prohibiríamos hoy.

Pero es ilegal. Si lo legalizamos, entregaríamos material de propaganda a los neonazis. Dirían algo como: incluso los tribunales tenían que estar de acuerdo en que negar el holocausto es correcto.

Legalizarlo sería un problema. Mantenerlo ilegal no es un problema grave para los derechos civiles de la gran mayoría de los alemanes. Así que lo mantenemos ilegal.

Bunyip

Horst Wessel era un proxeneta y matón nazi menor, asesinado por un comunista en 1929 y convertido en mártir nazi por Josef Goebbels. La canción que compuso se convirtió en un 'símbolo nacional' oficial por ley, en 1933.

Es una canción espantosa, no entiendo por qué alguien querría cantarla hoy, sin embargo, no apoyo la censura, sobre todo por motivos políticos.


Horst Wessel y la formación de un mártir - David Lewis

"De la noche a la mañana, las calles parecían haberse vuelto nazis", informó el periodista británico Michael Davidson, desde Berlín en 1933. & # 8216 De la noche a la mañana, el aire, que antes había sido suave, cálido y humano, se había vuelto áspero y maligno. Los policías pavoneándose con espadas hacían alarde de su Hakenkreuz (Esvástica) brazaletes ... Las calles estaban marrones con grupos de SA libres ahora para intimidar y animar y mostrar su poder - pronto estaban haciendo piquetes en las puertas de las tiendas judías como Wertheim ... Altavoces resonaban en cada esquina de las calles - el interminable Die Strasse frei del "Horst Wessel Lied", repugnantemente hermoso como una serpiente mortal ".

¿Qué fue el Horst Wessel mintió?

¿Quién era Horst Wessel y cómo la canción llegó a ser tan popular y tan estrechamente identificada con el nacionalsocialismo y sus matones con botas de agua? Sturmabteilung (Secciones de tormenta)?

En este blog, quiero explorar los antecedentes de su corta y brutal vida. Y a la canción que escribió, ahora prohibida en Alemania y Austria, que se convirtió en el himno nacional del Partido y fue gritada por los soldados nazis en todos los países que invadieron y ocuparon.

Para comprender su historia y los poderes de creación de mitos del ministro de propaganda de Hitler, Joseph Goebbels, debemos remontarnos a junio de 1927 y a la publicación de su nuevo periódico. Der Angriff (El ataque).

Portada de Der Angriff para el 30 de enero de 1933

La historia de este periódico y su papel en el ascenso al poder de los nacionalsocialistas es fascinante y la describiré con más detalle en un futuro blog.

Der Angriff & # 8217s Su papel fue como hoja de propaganda nazi, popularizando los virulentos temas nacionalistas y antisemitas del Partido.

On 19 January, 1930, a story which played right into the myth making strengths Goebbels and his editor-in-chief Joseph Lippert, came with the shooting of SA Sturm leader, Hans Wessel, by the Communists.

Who Was Horst Wessel?

The son of a Lutheran pastor, Wessel was born on September 9, 1907, in Bielefeld, a small town in north-east Germany. In 1926 he moved to Berlin to study law and, in December of that year, joined the SA. An able organiser and eloquent speaker he rapidly impressed his superiors, and became popular among other troops.

A portrait of Hans Wessel with the words of his song, or Lied, shown below

In 1929, he was promoted to leader – Sturmführer – of Storm 5 located in a Communist controlled district of Berlin dubbed ‘Red Friedrichshain.’

Horst Wessel’s Prostitute Girlfriend

What led to Wessel’s shooting has never been completely explained. According to the Communists, he was shot in an argument over a woman. Prominent Jewish columnist Bella Fromm, described him as ‘a cheap pimp who was most likely killed by the friend of a girl whom he was pimping’.

In September 1929, he had invited a girlfriend, prostitute Erna Jaenicke, to move into his flat with him. On January 14, the following year, he was been gunned down by Communist, Ali Hoehler in a dispute, it was claimed, over a share of the money Jaenicke was earning.

More recently, in a 1982 article for the Journal of Contemporary History, ‘Goebbels, Horst Wessel, and the Myth of Resurrection and Return’, American historian Jay Baird makes it clear that Jaenicke’s prostitution had nothing to do with Wessel’s murder.

He describes how the young Sturmführer was in trouble with his landlady, Frau Salm, over the fact that he was not only living in sin with Jaenicke but doing so in her apartment building.

Frau Salm also complained about the rowdy meetings he and his fellow SA Troopers Wessel frequently held in his flat, which was just above her own.

After her protests had gone unanswered for almost six months, she complained to the local branch of the Communist Party, whose headquarters were located in a nearby tavern, ‘Der Baer.’

Because they resented and feared Wessels’ popularity among local working-class voters, they agreed to ‘take care’ of things.

Horst Wessel’s Murder

A few days later, on 14 January 1930, Ali Hoehler and several companions burst into Wessels’ flat.

“You know what this is for”, Hoehler yelled before shooting the SA man at close range and fleeing.

Had Wessel received prompt medical treatment, his life might have been saved. But he refused to use the services of the nearest doctor, because he was a Jew, which meant it was some time before he was taken to the Freidrichshain Hospital.

After lingering, in considerable pain,for five weeks he died on 23 February, 1930.

One Among Many

Seventeen SA men, were gunned down in Berlin between 1926 and August 1932 (out of some 350 throughout Germany) and all had been extolled as martyrs who made the ultimate sacrifice for the cause.

A Nazi poster extolling fallen SA men as martyrs to the cause of National Socialism

But where Wessel was concerned Joseph Goebbels and Der Angriff determined to create a legend about him before he had died.

On 19 January, they published an article which claimed the dying SA man, had been attacked because the Communists, who could not match his dedication and enthusiasm as ‘the most active storm leader of Berlin’, shot him as a warning to others.

The article accused not only the Communists but whole justice system of the crime.

Ali Hoehler, they wrote, had been arrested for assault a short time earlier, only to be broken out of jail. They also reported he could never now be brought to trial because the Communists had helped him escape back to the Soviet Union.

Goebbels and the Making of a Martyr

An article, written by Goebbels himself, described how his hospital bed, Wessel was surrounded by ‘SA comrades, candles and flowers,’ while ‘on the wall hangs a picture of his father in his vestments. The room was blanketed in silence with onlookers weeping quietly.’

Horst Wessel, Goebbels reported was ‘fighting…his hardest battle: that against the death. In spite of his condition – he could neither eat nor drink – Wessel looked forward to visits from his comrades.’

Despite losing two litres of blood. ‘He was conscious throughout the ordeal, and in spite of the pain, had not so much whimpered. Suddenly the Storm leader began to speak: “We must endure!” he said. “We are still needed…I am so happy!” The Gauleiter gave Wessel his hand but could no longer contain his grief and had to leave.’

Wessel is Compared to Christ

‘The newspaper,’ comments historian Russel Lemmons, in his book Goebbels and Der Angriff, ‘began using Christian motives in the creation of the Horst Wessel myth.

A cartoon (see below) appeared on January23rd depicting the “Holy Sacrifices” of the Berlin National Socialists.

On the ground are the bodies of several ‘martyred’ Storm Troopers and two men, one of them holding a pistol. Behind him, standing in front of the masthead of the Communist newspaper the Rote Fahne (The Red Flag), is the “Jewish murderer” the (other) his ‘willing tool.’

The caption reads ‘If there is to be justice – retribution must come.’

After Wessel’s death Der Angriff grafted another Christian theme onto the myth – that of victory over death. The storm trooper was not really dead at all, they claimed because his memory would live on in the hearts and minds of the comrades he left behind.’

Creating a Legend

Over the months and years and followed Goebbels, Der Angriff and the Nazi Party set out to ensure that their prophecy of Wessel’s having everlasting life was fulfilled.

He was featured in numerous books, newspaper stories, magazine articles, poems, sculptures. Even a schooner was named after him.

A best selling book about Horst Wessel

A film, Hans Westmar, based on Wessel’s life was made in 1933. The extent to which Der Angriff was able to create the myth of fallen hero coming back to life, can be seen in the end sequence (below) in which marching SA men have Wessel’s ‘ghost’ superimposed over their ranks.

As the clip shows, the film even includes Communists – including Stalin – so moved by the SA man’s ‘sacrifice’ they reluctantly raise their hands in a Nazi salute.

But probably his most enduring legacy was the peon of praise to the SA written not long before his death. The banality of its words can be judged from the translation below. The music was not original but a traditional folk tune popular in Northern Europe. Ironically, as a Berkeley musicologist has pointed out, the tune for the hymn How Great Thou Art comes from the same source!

The words of the Horst Wessel Lied, in translation, are as follows:

The banner raised, Our serried ranks together,

The SA men march with firm and forceful steps.

Our comrades shot by Red Front and reactionaries

Though dead, in spirit march on with us yet.

The street free for the brown battalions,

The street free for the Storm Troopers.

Soon fluttering Hitler banners in the streets are abounding

This serfdom now will soon be at an end

The day dawns for freedom and for bread.

The banner raised, Our serried ranks together,

The SA men march with firm and forceful steps.

Our comrades shot by Red Front and reactionaries

Though dead, in spirit march on with us yet.

This blog is written entirely for information and educational purposes and should not be taken as an endorsement of the foul creed that was National Socialism. As a psycho historian I’m concerned solely with pointing out the lessons history can teach us about the power of propaganda and the ability of those in authority to manipulate the emotions, beliefs, attitudes and actions of once decent men and women. They are lessons urgently needed in these times of political turmoil.

In my next blog I will be looking at evidence which suggests that, far from being a political aberration unique to the German character, a a tragedy similar to the domination of Right Wing Nationalism by the Nazis almost arose in England as a result of the social and financial turmoil of the 1930s.

Lemmons, R. (1994) Goebbels and Der Angriff the University of Kentucky Press.

Baird, J. W. (October, 1982) Goebbels, Horst Wessel, and the Myth of Resurrection and Return, Journal of Contemporary History 17, pages 633-649


There is often confusion between songs written specifically for the Nazi Party, and much older German patriotic songs (from before World War I) that were used extensively by the Nazis and have become associated with them. This observation applies above all to Das Lied der Deutschen ("The song of the Germans"), written in 1841. It became the national anthem of the Weimar Republic in 1922, but during the Nazi era, only the first stanza was used, followed by the SA song "Horst-Wessel-Lied". [1]

In modern Germany, the public singing or performing of songs identified exclusively with Nazi Germany is illegal. [2] It can be punished with up to three years of imprisonment.

Many pre-1933 SA songs were based on older German folk melodies, but there were also instances in which SA combat songs copied the melodies of rival Red Front Fighters songs, which were in turn based on Russian marches. An example of this is the fascist song "Brüder in Zechen und Gruben" ("Brothers in mines and pits"), which copied the melody of the communist "Brüder, zur Sonne, zur Freiheit" (Brothers, to the sun, to freedom"), whose melody, in turn, belonged to the march "Smelo, tovarishchi, v nogu" ("Смело, товарищи, в ногу" "Comrades, let's bravely march") written in 1895/6 by Leonid Radin in Moscow's Taganka prison.

"Horst Wessel Lied" Edit

The "Horst-Wessel-Lied" ("Song of Horst Wessel"), also known as "Die Fahne Hoch" ("The Flag Raised"), was the official anthem of the NSDAP. The song was written by Horst Wessel, a party activist and SA leader, who was killed by a member of the Communist Party of Germany. After his death, he was proclaimed by the NSDAP a "martyr" and his song gained widespread popularity among the party followers. [3]

Public performances of the song are currently forbidden in Germany (StGB §86a) and Austria (Verbotsgesetz 1947), a ban that includes both the lyrics and the melody, which are only permitted for educational purposes.

"Kampflied der Nationalsozialisten" Edit

"Kampflied der Nationalsozialisten" ("Battle Song of the National Socialists"), also known by its opening line "Wir Sind Das Heer Vom Hakenkreuz" ("We Are The Army Of The Swastika") was an early Nazi hymn. Its lyrics were written by Kleo Pleyer, while the melody was essentially based on that of the traditional German folk song Stimmt an mit hellem hohen klang, which was composed in 1811 by Albert Methfessel. Later on, the verses of Das Berliner Jungarbeiterlied (with the opening line Herbei zum Kampf, ihr Knechte der Maschinen) were added to the song. Das Berliner Jungarbeiterlied was set to the melody of the Air March (the official march of the Soviet Air Force), which was composed in 1921 by Yuliy Abramovich Khayt. During the Nazi era, the song was performed by Carl Woitschach's orchestra in its full version, incorporating both melodies, as "Kampflied der Nationalsozialisten/Herbei zum Kampf".

"Die Hitlerleute” (Kameraden Laßt Erschallen) Edit

"Kameraden Laßt Erschallen" ("Comrades Let it Resound") was a Sturmabteilung arrangement of the Kaiserjägerlied written by Karl Mühlberger in 1914. The author of the lyrics of Die Hitlerleute was Horst Wessel himself and the song originated from his unit, the Sturm 67/5(Sturm 67, Standarte 5) of the Berlin Sturmabteilung, also known as the Sturm "Horst Wessel", named in honor of Horst Wessel, also known by its old name before Horst Wessel's death, "The Hitlerleute". The first recording of the song was published by the company Electrola around the early 1930s.

"Auf, Hitlerleute, schließt die Reihen" (Hitlernationale) Edit

The Nazis were not reticent in employing songs and melodies previously associated wholly with socialists and communists in their quest to broaden their appeal to the working class, and the Internationale was a prime target. By 1930, a Nazi version of this working-class standard was in circulation, entitled the Hitlernationale: [4]

Appropriating working-class songs such as the Internationale for their own political ends had a direct effect on the streets, as the Nazi composer Hans Bajer noted when giving this account of a march by the SA into working-class district of north Berlin one Sunday afternoon in 1930:

When the storm troopers broke into song, singing the ‘Hitlernationale’, residents threw open their windows, misled momentarily by the familiar tune. Realizing quickly that Nazis were trying to appropriate the melody of their revolutionary anthem, the socialist residents countered by singing the refrain from the original text ‘Völker hört die Signale! Auf zum letzten Gefecht’ (‘Comrades, listen to the Signal! Onward, to the final battle!’), while others pelted the storm troopers with bits of debris. Police promptly moved in to prevent serious trouble. [4]

"Hitlerleute" ("The Hitler's people") Edit

That song had the same tune of Italian "Giovinezza" [5]

This is not to be confused with “Die Hitlerleute”, most commonly referred to as “Kameraden Laßt Erschallen” which is a completely different song.

The song "Deutschland Erwache" ("Germany Awake"), also known by its original name, "Heil Hitler Dir" ("Hail Hitler to Thee"), otherwise known as Sachsenmarsch der NSDAP, was written by Dresden-based composer and NSDAP member Bruno C. Schestak, and premiered (in the famous surviving version performed by Carl Woitschach) in the celebrations of Hitler's 48th birthday on 20 April 1937. [ cita necesaria ]

"SS marschiert in Feindesland" ("SS marches in enemy territory") also known as "Teufelslied" ("The Devil's Song") [6] was a marching song of the Waffen-SS during World War II. The music for this song came from the "Lied der Legion Condor" ("Song of the Condor Legion"), which was written by Wolfram Philipps and Christian Jährig, two Condor Legion pilots with the rank of Oberleutnant. A marching song with the same melody was adopted by the Charlemagne French SS Division, [7] the Estonian SS Division, the Latvian Legion and the Norwegian Legion during the war. [8] A song with a similar melody, "Dragões do Ar" ("Dragons of the Air"), was adopted by the Paratroopers Brigade (Brazil). [9]

In 2013, Stefan Gotschacher, press secretary of the right-wing populist and national-conservative FPÖ political party in Austria, was fired after posting lyrics of the song on his Facebook page. [10]

"Es zittern die morschen Knochen" ("The Rotten Bones Are Trembling") by Hans Baumann was, after the "Horst-Wessel-Lied", one of the most famous Nazi Party songs and the official song of the Hitler Youth. [11]

The original song's refrain (1932) was "Denn heute gehört uns Deutschland / und morgen die ganze Welt" ("For today, Germany is ours / and tomorrow the whole world"). In a later version (1937) this was mitigated for the Hitler Youth to "Denn heute da hört uns Deutschland. " ("For today, Germany hears us. "). [12]

"Vorwärts! Vorwärts! schmettern die hellen Fanfaren" ("Forward! Forward! Blare the Bright Fanfares") was a Hitler Youth marching song. The text of the song, published in 1933, comes from Baldur von Schirach and is based on a melody by UFA composer Hans-Otto Borgmann, originally used in a documentary on Svalbard island. [ cita necesaria ]

"Vorwärts! Vorwärts!" was first performed in the 1933 propaganda film Hitlerjunge Quex. Motifs from the song are used throughout the film, underlying representations of the Hitler Youth, in contrast to The Internationale and jazz motifs in scenes from a socialist "commune". [13]

"Panzerlied" was a German military marching song of the Wehrmacht armored troops (Panzerwaffe), composed in 1933. [14] The NSKK (Nationalsozialistisches Kraftfahrkorps) also made their own take on the Panzerlied, but with a different variation called the Panzerwagenlied. In 2017, the Bundeswehr was banned from publishing songbooks containing Panzerlied and other marching songs by the Minister of Defence Ursula von der Leyen as part of new efforts at denazification. [15]

"Heiliges Feuer" ("Holy Fire"), also known by its opening line "Wir Sind Die Arbeit Soldaten", was a song composed by Will Decker. The first full score of the song was done in 1934 by Herms Niel and the song was first premiered to the public in 1935 in the NSDAP propaganda film Triumph Des Willens (Triumph of the Will). The original title given by Will Decker to the song was actually "Heiliges Feuer, Das Lied und der Marsch des Arbeitsdienstes, unter Verwendung der Melodie von Will Decker".

"Deutschland, du Land der Treue" (or "Heil Deutschland"), is a song written and famously sung by Franz Baumann in 1934, based on a melody "Blue bell: March Song and Chorus" by Theodore F. Morse.

"Sieg Heil Viktoria" was a marching song of the SS was written by Herms Niel in 1941.

In the lyrics by following phrase "Auf Stalin, Churchill, Roosevelt, ade, ade, ade," to represent the Allied leaders of World War II.


Horst Wessel

Horst Wessel was born September 9, 1907, in Bielefeld, Germany. The son of a pastor, Wessel dropped out of law school in 1926 and defied his mother by joining the Nazi Brownshirt paramilitary in the final days of the Weimar Republic. He soon caught the attention of Joseph Goebbels, who sent him to Vienna in 1928 to organize the Nazi youth movement there.

Intelligent and politically astute, Wessel was also extremely violent. Upon returning to Germany, he organized an attack on the local headquarters of the Communist Party in Friedrichshain, Berlin, during which four workers sustained serious injuries. This prompted Heinz Neumann, editor of the Communist Red Flag daily to call on party members to "Beat the fascists wherever you find them," exacerbating the already tense political situation.

On January 14, 1930, Wessel got into a heated argument with his landlady, the widow of a Communist Party member. Although the exact details of the argument are still debated, what is known is that: 1) she claimed Wessel refused to pay his rent — alternately, she may have tried to raise it and Wessel refused to pay the difference 2) she claimed he threatened to beat her 3) Wessel refused to pay rent for his girlfriend, a prostitute (according to some accounts, a former prostitute reformed by Wessel) since the landlady was herself subletting to Wessel, she feared she would lose the rights to her apartment because a prostitute was living there. Rather than approach the police, the landlady went to a local tavern frequented by Communists for help.

The Communists saw this as an ideal opportunity to avenge themselves on Wessel for the earlier attack. Two men, Ali Höhler, a tough with underworld connections, and Erwin Rückert, an active party member, went to Wessel's apartment. When he opened the door for them, Höhler shot him in the head. He died several weeks later from his injuries.

The shooting was immediately exploited by both the Nazis and the Communists to further their political aims. The Communists portrayed Wessel as a pimp, while the Nazis claimed he had actually saved his girlfriend from a life of prostitution by introducing her to the Nazi Party and its values. Goebbels organized a public funeral for the new "martyr" to the Nazi cause, and 30,000 people lined the streets of Berlin to see the procession. Goebbels delivered the eulogy in the presence of Hermann Göring and Prince August Wilhelm of Prussia. During the Nazi era, his life was glorified in memorials, books, and films.

Some months before he died, Wessel had written the verses to what would become the "Horst Wessel Lied" but it first gained popular currency when a choir of Stormtroopers performed it at his funeral. It was later recorded, and in 1931 it became the official anthem of the Nazi Party, played alongside Deutschland über Alles at all official occasions. The song celebrates the SA (whom Hitler would soon purge in the Night of the Long Knives).

Descargue nuestra aplicación móvil para acceder sobre la marcha a la Biblioteca Virtual Judía


Horst Wessel - History

Prof. Steven Plaut

Since the parents of Rachel Corrie are in the process of suing Israel and the Israeli Defense Forces for the suicide death of their clueless daughter, it occurred to me that Rachel Corrie’s real role in history is not appreciated by most people. It is to serve as the Horst Wessel of the anti-Israel Left.

Horst Wessel was an idealistic young German active in the Bismarck Youth organization, a nationalist youth group
Their “martyrdom” was in fact a pathetic death due in large part to their own stupidity.
in post-WWI Weimar Germany. That group was too tame for him and so he decided to join the National Socialist German Workers' Party, better known as the Nazi Party, in 1926, when he was 19 years old. Like Rachel, he wrote poems and music, and he played the oboe. One of his poems was called “Raise High the Flag.”

In 1930 when he was 23, he got into a dispute with his landlady, whose husband was a communist party leader. Probably in response, on January 14,1930, Wessel was shot in the face by Albrecht Höhler, an active member of the local Communist Party. Wessel died in hospital on 23 February. The murderer was sentenced to six years imprisonment and was later himself murdered by the Gestapo. The communist party denied it was involved in Wessel’s death and insisted Wessel was killed only because of the rent dispute.

The Nazi Party however decided that Wessel would make a brilliant martyr figure, and his tragic death could be exploited as political ammunition to promote the agenda of the party. Goebbals and Goering organized a giant show funeral for him. Wessel was commemorated in memorials, books and films. Nazi newspapers compared him with Jesus. The German navy named one of its training ships for him. The “Horst Wessel Song,” based on Wessel’s “Raise High the Flag,” became the official marching song of the Nazi Party. It was sang and played also for party recruitment purposes. Nazi youth made pilgrimages to Wessel’s grave site. [For more on the song see this: http://www.george-broderick.de/ns_docs/ns-horst_wessel_lied.doc ] The British fascists changed the words slightly and used the melody as their own marching song.

Horst Wessel was obviously the Rachel Corrie of the anti-Jewish movement almost 80 years before Rachel Corrie played a similar role. In both cases, their “martyrdom” was in fact a pathetic death due in large part to their own stupidity. In both cases the death of a naive young person involved in extremist politics was exploited by the pro-terrorism groups to which they belonged. In both cases the “martyrs” were beatified by those seeking the murder and annihilation of Jews.

The only appropriate response to the staging of the anti-Semitic propaganda play, “My Name is Rachel,” in theaters around the world would be now to stage a new play: one entitled “My Name is Horst.”


Ver el vídeo: How to Pronounce Horst-Wessel-Lied. Horst-Wessel-Lied Pronunciation